"Ignoramos el sentido del dragón, como ignoramos el sentido del universo, pero hay algo en su imagen que concuerda con la imaginación de los hombres,.."

"El Dragón posee la capacidad de asumir muchas formas, pero éstas son inescrutables."

de El libro de los Seres Imaginarios, Jorge Luis Borges





martes, 11 de noviembre de 2014

Inmensa

Infinito aire de estar quieta.
Quietud de adentro.
Silencio infinito de alma pequeña.
Solo el murmullo cansado del aire
y un ave en la distancia.
 
El espacio se mete dentro y me deja muda en soledad.
Pero no duele ni lastima. Arrecia.
Sin piedad con todas las esperanzas o premoniciones.
Tomar una decisión implica asesinar
despiadadamente todas las demás posibilidades.
 
No es un canto efímero ni una disculpa del abismo.
Solo un temblor en la constancia de la razón.
Las horas se suceden con inquieta inocencia.
Pequeño silencio en el alma inmensa.
 
Y el sentimiento, que lo llenaba todo,
se vuelve arena que se lleva el viento.

sábado, 18 de octubre de 2014

Pensar

Uno no está acá. Pisando esta tierra y andando dentro de la cabeza. Uno está en el cielo haciéndose nube y volcándose en rocío. Uno no piensa lo que dice. Uno dice lo que piensa. Y qué será pensar? Hasta dónde alcanza? Cómo pensar sin penar ni planear?
Pensar es ver lo que aparece de repente por la pantalla de la cabeza o pensar es andar reiteradamente sobre una idea hasta darle forma definitiva? Pensar es sacarse de adentro y volverse pájaros que se alejen en tiras huyendo del caos.
O será un último intento de aplacar el sentimiento?
Será eliminar para siempre la posibilidad de existencia de un suspiro. Pensar es crear o dejar derramarse la cabeza sobre un cielo líquido y nublado?

miércoles, 15 de octubre de 2014

Eva de la cabeza.

En el principio del principio, estaba claro. Luego los vientos que amontonan también dispersan. Y las aguas que nacen mansas suelen desbordarse, evaporarse, formar torrentes y cascadas. 
Los sonidos  se acercan y alejan, se confunden cuando se escucha mientras se oye dentro. 
Las horas se tienen o no, en cuenta y se cuentan los minutos que las forman. Los días pasan y nunca es vano. Los seres cambian. La vida prevalece. No siempre ganan los buenos. 
A veces todos pierden y nadie sabe.


Algunas veces el sentido de algo es el sentido de todo.
Y otras veces el medio justifica el fin. Las cosas pasan. Todo puede cambiar y nada pasa. Todo puede estar igual y nada es lo mismo. Es todo tan relativo y fantástico. Lo "normal" se ha vuelto extraordinario.
Y en el delirio sin sentido y su descripción, la vida transcurre mansamente tal como lo tenía establecido.
Así seguimos, entregados al principio de incertidumbre, mientras pretendemos elegir el color de los zoquetes...

viernes, 12 de septiembre de 2014

No te atrevas



Cómo se supone que pueda abrazar sin brazos. Si los brazos se me van trabajando afanes inciertos y efímeros con los que alimento una urgencia voraz que cuenta en tiempos.
Cómo se supone que acaricie sin manos. Si las manos no descansan haciendo, contando, dando, recibiendo, arreglando, jugando, creando, hurgando, rogando, limpiando, matando, asiendo.
Cómo se supone que susurre, si no tengo voz. Si mi voz me la matan cada día las realidades, los desacuerdos,  las afrentas, los olvidos,  las injusticias, las demoras, los abusos, las impertinencias, los desaires, las incomodidades del alma, los cinismos y las deudas impagas de todas las promesas incumplidas.
Cómo se supone que suponga que me amas si no descanso por amar la vida. Y me tengo que reconstruir a base de arar en desiertos y cementerios. Me tengo que poner a andar sin pasos. Me tengo que recomponer y decir buen día a quien me espera con su afilado cuchillo cada día.
Como pretendes anidar en mi ternura si se me agrietan los senos del hambre del mundo que nunca sale en tapas porque no fotografía acorde en mesas brillantemente servidas.

Cómo vas a pedirme más si ya estoy dando  de mi menos.

Cómo acaso puedes reclamar alguna palabra que te descanse y te libere de una realidad que no te es conveniente, si vengo con el alma hecha jirones a cuenta de la indiferencia del mundo mientras la humanidad se extingue al son frenético de una vida no elegida, de un deseo olvidado y un sinsentido consentido.
Cómo  te atreves a decirme que me esfuerce. Nunca deje de pujar para salir del túnel hacia un sol que prometía. Y sabes, nunca llego el día de echarme a sentir calor, solo seguí pujando y pujando y ahora sé que también se puja para morir.

No tengas la indecencia de exigir nada. Ya inventé todos los mundos posibles y no alcanza.
Yo sueño cada día la redención del mundo y no se alcanza.
Yo alimento pájaros en la tormenta para que sobrevivan un segundo más  mientras canto la profunda belleza del infinito y nadie mira. 
Yo me seco las lágrimas con sonrisas cada día para que esté limpia mi mejilla en la próxima bofetada y aun así, no dejo de amarte Vida.

viernes, 8 de agosto de 2014

Rea lid


Los hombres hablan de Realidad como una entidad sujeta a definición, espacio y tiempo. Dicen que ando fuera de la realidad. Como si ellos tuvieran el ticket de entrada a un espacio cerrado y permanente.
Los hombres se manifiestan de mil maneras contundentes de lenguaje , inconsistentes en la mirada. Ven al mundo según un ángulo cerrado y obtuso de intermitencias, dudas, replanteos, arrepentimientos, vacilaciones y elecciones desacertadas, azar y parpadeos, sujeto a subidas de azúcar, tensión, dosajes hormonales, intoxicaciones hepáticas, alergias, virus, chemtrails, contaminación sonora, bombardeo electrónico, hiperabundancia de información, inflamaciones intestinales y picor de ojos.
Cuánto tiempo se puede sostener un segundo?
No me vengan a decir que alguien atrapó a la razón! Alguien la tiene siempre, presa, quieta, inamovible, revalidada y liberada...Vamos!
Nunca niego, yo estoy loca. Pero el resto de los yo que andan por ahí...ni siquiera disfrutan de su locura!
Hablan de libertad erigiendo autodidacticas refinadas y personales cárceles. De amor en el centro de huracanes de incomprensión, incomunicación, insatisfacción y egoísmo. De vida en medio del fragor alucinado de la supervivencia sin sentido....
Estamos lejos, muy lejos.
Muy cerca del principio del fin.

domingo, 27 de julio de 2014

Vagamundos



Los opuestos son extremos entre los que se construyen los puentes.
De lo negro a lo blanco andamos por todos los grises.
Muchas veces nos balanceamos.
Somos el gran péndulo de la eternidad.
La bastedad del mundo así nos hizo. Porqué quedarse en la cueva como una pequeña rata? Si la libertad no tiene costados.
Algo insiste en que todo las decisiones están ya tomadas, que recorremos lo establecido, que somos lo que íbamos a ser, y de tanto en tanto uno de nosotros hace algo que amplía el rango de la frecuencia de posibilidades.
Algunas veces se trata de cosas extraordinarias. Otras, de pequeñas inconsciencias mágicas.
Sea cual sea la consecuencia o el análisis posterior, no debemos dejar de llevarnos más allá de nuestros propios límites, al menos una vez al día.

Porque una vez, uno de nuestros actos, puede reivindicar toda la historia de la humanidad.

sábado, 26 de julio de 2014

Momentum


Silencio y contemplación. Olvido lento de todo el dolor. Ingreso al estado natural y su posible permanencia.
Una ráfaga más fresca inquieta, y luego retorna la calma.
Nada va a perderse, todo está quedando. Detenido.
Dentro.
La belleza sucede, es un instante mágico.
Coincidieron la luz, el color, la perspectiva, el transcurso pausado de las horas. La plena sensación de flotar sin gravedad en el útero del universo. El registro indudable de la totalidad adecuada.

Tal vez, después, el ruido de un clavo ingresando en el muro, o un marco tallado lastimando la madera, den lugar al caos necesario para discernir la diferencia.

viernes, 25 de julio de 2014

Son del agua



Están debajo de la superficie. Nunca salen al sol, el se los llevaría cual si fueran ángeles en un suspiro evaporado. Mientras en el abismo ellos cobran la fuerza de lo profundo.
Brillan. Aun en lo oscuro. Porque no tienen sombras. Porque puede verse a través de ellos. Pero no dentro. Porque su adentro es invisible a nuestros ojos. Por eso aun cuando los veamos, nos queda un recuerdo desvanecido, diluído.
 
Ellos sueñan que caminan, que son sólidos, que viven en cubículos donde acumulan cosas que casi nunca necesitaran. Sueñan que son importantes. Sueñan que todos los están mirando y tendrán opiniones y juicios acerca de ellos. Ellos a veces tiene pesadillas donde tienen miedo. Donde tienen dudas.