"Ignoramos el sentido del dragón, como ignoramos el sentido del universo, pero hay algo en su imagen que concuerda con la imaginación de los hombres,.."

"El Dragón posee la capacidad de asumir muchas formas, pero éstas son inescrutables."

de El libro de los Seres Imaginarios, Jorge Luis Borges





viernes, 30 de septiembre de 2011

Día Perfecto

Miro el minúsculo mundo que me habita en la distancia que piso y encuentro en su diversa inmensidad, la razón suficiente del cosmos. Se que no he de saber y entender todo cuanto a mis ojos se presenta, tal vez solo deba observar la danza cadenciosa de la vida y no pensar en la cantidad exacta de partículas que componen una mariposa, ni la intrincada fórmula que mantiene la gota de rocío en la telaraña. Muchos misterios pueden seguir habitándome y creciendo a mi alrededor, cual especular mensaje mi propio misterio se regocija ante la diminuta flor y mi amor se expande ante el delicado equilibrio de la creación. Una hormiga refleja el sol en su colorada negrura, se detiene a mirarme y el milagro sucede, mis ojos vierten una gota de amor insostenible por todo lo creado y ella recoge en su ser, mi don, y se va por donde vino a través de mi mano confiada, sin picarme. El ave pasa sobre mi produciendo una sombra pasajera inadvertida por el resto de la luz, me ha visto y yo le miro desde esta posición de acariciar la tierra con mi latencia,  algo nos dijimos que ha cambiado el curso del día. Estoy en armonía con cada intersticio y cada esencia visible e invisible y floto sin peso ni coyuntura materica, planeo sobre esa que parezco ser yo, allá entre las diminutas flores y lepidópteros danzantes, me inunda arrebatadora ternura por esa niña que aun mora en mí, convidándome dulzuras de néctares universales, sin dejarme crecer el silencio, que me obliga a sonreír aun sin sentido aparente y me sacude la inmovilidad en danzas circulares de aromas de infancia, jazmines y olvidos...soy el mundo redondo y blando, brillante y amoroso, libre y eterno que me envuelve, protege y contiene! Respiro Luz! Soy la Luz! Y voy a brillar sobre cada cara oculta, de cada grano de arena, de cada paisaje triste y olvidado!...Se que no va durar mucho este rapto de Amor sin Psique, pero se también que en mi, la realidad dura todas las eternidades que yo creo. Y hoy decido creer en el misterio infinito de la magia que me habita y sostiene. Y en este mismo "ya" soy eternamente FELIZ!

jueves, 29 de septiembre de 2011

Sombra de la luz

Yo te veo
creciéndome entre la hierba de mi suelo
sobrevolando el tocado de mis sueños
naufragando en mis alas mojadas de lluvia
cuando tengo frío y de repente ya no
cuando voy a llorar
y me entretengo con la graciosa forma de una nube
cuando estoy a punto de saltar
y te dibujas como red
cuando invisible me sustentas
en abrazo de flores y luna.

Yo te veo
con los ojos abiertos del alma
y las pupilas cerradas al mundo.



lunes, 26 de septiembre de 2011

Ocaso de abrazo

Tormenta de escombros
la noche dispara
en sueños resuena
alarido de infancia
pesadilla secreta
constante en sombras
dolorosa escisión
en pleno vuelo
caer en el aire
bajar sin solución
y el sueño deseo
de una mano brazo
amable invisible
deteniendo la caída
y la rueda que rueda
y el silencio que crece
y la noche que dura
el día que no amanece
y en el nido vacío
una pluma de abrazo...

sábado, 17 de septiembre de 2011

Pintura escrita

El día amanece sin despedir del todo el sueño y la luna en la ventana oeste saluda al sol en la ventana este. El ritmo de las luces deborándose las sombras estremece los pinceles... el agua se agita trémulamente...los colores se desperezan en la paleta. La tela, recorrida de mis dedos que preguntan, se abre entregada a la amorosa invasión de la carbonilla que sube y baja llenando y deshabitando intersticios.
Seres alados en la cara oculta de la luna, enigmas sensibles, misterios conocidos...azules de profundos abismos de estrellas y erizos de luz...medusa eléctrica y enamorada...danza acuática en el primer desborde apasionado. Lentamente ajusto formas con el palpitante y suave pincel cargado de ocres traídos de desiertos imaginarios en antiguas ciudades abandonadas...Pompeya resucita y avanza el sueño de Atlántida liberada. Desde el cosmos turquesa y azabache reflejan estirpes de guerreros de luz convidando auroras magentas...una sola luz, estelar, difusa con purpuras sensaciones de redención...ya no más colores diversos...luces y sombras consumando apariciones.
Unificación.
La fiebre decrece. La música suena alto pero no invade, apena acaricia el resto de los sentidos y vuelvo, ha pasado tiempo sin saber de mi...Y esos seres que me habitaban ya respiran su lugar definitivo, hasta hacerse barniz, esencia aurea ....ya son, por si mismos y me miran... antes de partir a sus propias consecuencias....

miércoles, 14 de septiembre de 2011

La Felicidad

La Felicidad tiene dos extremos. La expectativa ante el misterio, y la certeza de lo conocido.
Ambos, efímeros y mutables.
Nunca sabremos exactamente si la Felicidad depende del hecho de saber que pasará, o si la brevedad es el condicionante de la intensidad.
Los experimentos más allá de lo cotidiano que han logrado sostener artificialmente la sensación de la Felicidad han caído indefectiblemente en el "pozo negro" de las emociones.
Ante la imposibilidad concreta de retener el estado de Felicidad fomentamos su reincidencia, generando un estado que hace factible su aparición esporádica y sorpresiva. Pero, mantener el equilibrio en una realidad inestable, provoca posponer, negar o postergar el caos, y en algún momento, este irrumpe, y cual un volcán estalla el interior comprimido y se libera, se dispersa en el cosmos, vuelve al origen.
Muchas veces, en alguna fortuita repetición creemos ver un patrón. Así caemos en "creencias" alienantes y condenatorias. Como la de creer sotovoce que después de un gran sufrimiento debe venir un premio. Como si el Universo fuera un ser paternalista que pudiese sentirse culpable por no habernos cuidado y se sintiera obligado a compensarnos!. Seguimos trasladando nuestros accionares enfermos a fetiches imaginarios.

Estamos solos. Somos responsables de lo que nos pasa, podemos manipular un alto porcentaje de lo que no podemos y solo en estados superiores podemos aspirar a emociones más allá de lo humano.

Nunca sabremos si la Felicidad existe en sí misma o consiste en su esperanza de búsqueda, como un trofeo por que algo habremos hecho para merecerla! Tal vez solo sea una consecuencia química de la curiosa espera, generosamente condimentada, del frondoso imaginario.....Como un acto largamente pensado, planeado, diseñado.
Transcurre verdaderamente? Es una percepción de la concreción del deseo? O un simple registro de estado de ondas vibrantes que no pueden detener su acceso a los extremos de la frecuencia?
Es lo que podemos...por ahora..... pero irrenunciablemente, seguimos participando.

Lo único concreto, es que comer chocolate me hace feliz, hasta que siento el ruido del papel vacío!.....

jueves, 8 de septiembre de 2011

Iba a llover

Sobre la lava hirviente la tierra agitada absorbía el caldo, y por las grietas/ heridas, el rayo entró...
y la luz se unió a la sombra. El agua y el fuego evaporaron nubes de olores penetrantes.
La lluvia cedió, cayó sobre el mundo y el silencio huyó asustado montado al cuello de un reptil.
De lo profundo del caos surgió un movimiento amasándose a sí mismo
de la tierra, el agua y el fuego... con el rayo y el destino como marca.
El hombre despertó. Aún el rayo lo habita, se contorsiona, se revuelca, late, gime, llora, tiembla,
inicia el movimiento, inicia creación.
 Al final de sus brazos sostiene con sus cinco dedos fragmentos del cielo
y en vez de pensar, primero creó un orden
y después supo qué veía, olió su transpiración,
 oyó su latido y lo supuso fuera de él y comenzó a concebirse separado.
La luz y la oscuridad pelearon un poco más, y él durmió. Y la lucha no pudo terminar.
Entró por su boca abierta y aún mora
en el rincón del alma donde el hombre existe/persiste en su primer día.
 Y llovió.
Llovió copiosamente durante más de mil días, cuando los días eran noches sin saberlo.
Y llovió.
llovió empecinadamente,
lavando los restos del mal. Horadando los restos del bien.
Los desechos de los hechos.
Los hechos deshechos.
Los frutos sin semilla.
Las palabras sin sentido.
Los abrazos sin amor. Las promesas incumplidas
y la certeza
de que la felicidad podría durar...
Así llovió!

martes, 6 de septiembre de 2011

Sé que un día

Se, que un día
 miraré hacia abajo
hacia la nada,
y ya no tendré fuerzas
para sostenerme,
y me dejaré caer.

Caeré libremente
sin peso,
sin cuidado,
sin temor.

Sin saber si estoy cayendo
o, si el abismo profundo
negro y vacío,
se aproxima,
 inexorable
hacia mí.

Y se va a estrellar
...
contra
mi ausencia. 

lunes, 5 de septiembre de 2011

Yo se

Yo se que un día voy a estar lejos de mí.  Estaré tan lejos que ya no podré sentir ni miedo ni dudas, no podré sentir siquiera sentimientos comunes como dolor anticipatorio, o premonición irrenunciable, ningún acceso de irritación pasajera con repercusiones eternas... .Estaré tan cerca de mi adentro definitivo y sobrio que ya no dependeré de mi torpe y vapuleado corazón. Ya no seré capaz de sentir ansias desmedidas, ni pasiones exageradas, ni atropellos de la razón llevándose todo lo ruidoso por delante, estaré en silencio, quieta, sola, sin necesidad de amar a nadie, inmóvil... viendo la serena fluidez de la vida envolver mis luces y creceré, seré evolucionada, sabia, perfecta o casi(me gustará más guardarme algún beneficioso aporte de la duda). Yo entonces seré impecable, certera, aguda, no cometeré errores ni locuras, no tendré desbordes, ni grandes penas, ni grandes alegrías, tendré un estado inmóvil, duro,  como una estaca en el medio exacto del corazón, en un confortable sarcófago delicadamente ornado para no ser visto jamas por nadie. En el fondo inexplorado de algún mar o en el vientre revuelto de madre tierra, o mejor aun, sublimada en fuego eterno seré cenizas de ningún paraíso conquistado.
Inmóvil. Si. Inmóvil como la estatua de todos los que una vez estuvieron vivos y estrellándose contra lo profundo del misterio de buscarse en cada pasión, cada desborde, cada explosión, implosión, llanto y risa exagerada.
Moviente. .....Si, no vine a aprender de los misterios del afuera, ellos, todos compilados, están dentro mío, todavía esperando que los haga estallar en mil emociones, después los junte y  los pegue en mis cuadernos, formando nuevas composiciones misteriosas, pero siempre bellas..Si, bellamente en movimientos espiralados, me compongo y descompongo, me doy y  me absuelvo de toda compañía, amo y me dejo amar, y me voy, y vengo todo lo que quiero, porque lo quiero todo, ahora. Y solo puedo quedarme dentro de los que ya  llevaba dentro, desde antes de antes, antes de este sueño urgente de volar....antes de este último atardecer...Y solo puedo volar con quien sabe volar...porque el vuelo aun en formación, es un acto solitario eterno y constantemente repetido hasta hacerse más real que la realidad soñada. Más real que el sueño de realidad que supimos conquistar en el instante eterno que dura la chance del suspiro...