"Ignoramos el sentido del dragón, como ignoramos el sentido del universo, pero hay algo en su imagen que concuerda con la imaginación de los hombres,.."

"El Dragón posee la capacidad de asumir muchas formas, pero éstas son inescrutables."

de El libro de los Seres Imaginarios, Jorge Luis Borges





sábado, 28 de mayo de 2011

Los inmortales (fragmento del Capítulo Uno)

Caminan sin mirar atrás. Llevan puesta su mirada en la distancia. Van, casi sin darse cuenta. Los rigores del tiempo no traspasan su impenetrable silencio. El cansancio es un aliciente. La sangre en los pies, una demanda de seguir.

Ellos van.

Llega la noche y siguen hasta que la última sombra los devora y deslíe el dibujo del mundo, detienen los cuerpos, solo para frugal alimento y sueño.

Sueño que alimenta los pasos. Sueño que renueva el impulso original. Sueño que sueña el futuro.

Antes de la hora intuyen el alba y se erigen ya en marcha, siempre sin mirar atrás, solo al frente, visionando el camino como una línea que comienza en el fin del paso y termina en el principio de su meta.

Ellos van.

Solo andar, adheridos a la línea que los conecta con el fin. En silencio, como en un ritual profano y misterioso que los proyecta antes de la acción, como si ya hubieran llegado, y solo les restara arrastrar el lento y pesado cuerpo hasta reunirse.. Como si el cuerpo y sus horas hubieran quedado extraviados en el camino, devorados inefablemente por el ansia.

Ellos van.





No hay comentarios:

Publicar un comentario