"Ignoramos el sentido del dragón, como ignoramos el sentido del universo, pero hay algo en su imagen que concuerda con la imaginación de los hombres,.."

"El Dragón posee la capacidad de asumir muchas formas, pero éstas son inescrutables."

de El libro de los Seres Imaginarios, Jorge Luis Borges





domingo, 6 de diciembre de 2009

El Control del Tiempo

Un día después o un día antes. Antes era lo mismo. Ahora no. Ahora el tiempo ya no existe. No hay mas horas, ni minutos, ni molestos segundos persiguiendo almanaques con lindas imágenes que se borronean de pasarles tiempo encima. Ahora los relojes son adornos que no sirven para nada. No hay nada que medir. Nada que contar, nada que esperar.
Antes llegar tarde era una ofensa, llegar temprano una afrenta. Ahora no. Ahora no hay ni siquiera un ahora. Antes era lindo ver crecer las hojas en los árboles después del invierno agónico y dormiloso. Ahora no. Ahora es siempre la misma estación.
Antes las cosas pasaban. Ahora no. Ahora las cosas continúan pasando sin solución de continuidad. Ahora no hay un antes tampoco. Yo no se en qué momento se me perdió el control del tiempo, no se, tal vez solo se agotaron las pilas. Y si no hay más dónde comprar o si nunca existió y se evaporó hasta su recuerdo. Qué voy a hacer el resto del tiempo sin el control del tiempo?
Tal vez pueda ir haciendo todas esas cosas que no hacía porque no tenía tiempo. Podría preparar un postre con mucho chocolate y sentarme a comerlo todo, despacito, en una tarde larga que nunca se haga noche. O podría caminar toda la mañana entre la gente buscando a todos los rostros que olvidé. También podría volver a esas partes del camino donde me equivoqué y erré la dirección.
No se, quizá sea tarde, aun sin tiempo.
Tal vez deba asumir que nunca fue el tiempo. Siempre fui yo. Y todas mis excusas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario