"Ignoramos el sentido del dragón, como ignoramos el sentido del universo, pero hay algo en su imagen que concuerda con la imaginación de los hombres,.."

"El Dragón posee la capacidad de asumir muchas formas, pero éstas son inescrutables."

de El libro de los Seres Imaginarios, Jorge Luis Borges





miércoles, 9 de diciembre de 2009

Mar del sur

Andar por la orilla mutante del mar...y saber que el hecho irrefutable de la marea nunca se detendrá es acaso la certeza mas intangible.
Pero esa tarde la bahía estaba inmóvil. Era imposible que en el fin del mundo no hubiera viento alguno. El sol brillaba sin calentar. El mar era un inmenso espejo.
Quieto.
Camine a lo largo de la curva mayor verificando la quietud, de vez en cuando por debajo danzaban lentamente algunas algas, los cantos rodados mojados de la playa se quejaban de mi peso.
El mar parecía muerto, pero el sol brillaba. El mundo no podía estar muriendo de a poco con ese cálido sol y ni una nube.
Quise tocarlo darle impulso, para que empezara a ir y venir de nuevo.
Pero estaba helado. Helado y había mucho sol. Las piedritas debajo del agua se veían mas hermosas que las depositadas en la playa. Tome una entre mis manos y cuando se iba secando, iba perdiendo su brillo, perdía su magia. La devolví con fuerza inusitada y al caer sobre el agua oí un gemido aterrador.
Me di cuenta de mi error. Sobre mi cabeza surgió una nube, el viento volvió y el mar despertó. Se arrojo airado encima de mis piernas. Corrí asustada. Desde el risco le pedía perdón por despertarlo. Y no pare de correr hasta llegar empapada a casa.
Desde entonces he tenido miedo de volver a la orilla. Seguro se acuerda de mi y no se que podría hacerme.

1 comentario:

  1. Los sueños son semillas de frutos que comeremos...

    ResponderEliminar